La casa de la “Tía Toña”, en el bosque de Chapultepec



En la imagen La Casa de la Tía Toña (Chapultepec, México)

México.- Existe una leyenda que cuenta la historia de la Tía Toña, una vieja mujer que habitaba una enorme casa en el Bosque de Chapultepec. Se dice que su espectro aún habita la enorme y abandonada propiedad que alguna vez fue su residencia. Independientemente de su veracidad, este mito urbano cuenta una terrorífica historia, que vale la pena escuchar.

Hace muchos años, se dice, vivió una mujer adinerada llamada Antonia en una gran casona en la tercera sección del Bosque de Chapultepec. Según algunas versiones, esta anciana (también conocida como Tía Toña) era viuda y se encontraba sola en este mundo. Un día, ella decidió compartir su casa y su fortuna con niños de la calle e invitó a un gran número a vivir con ella pensando que éstos le harían compañía en medio de su terrible soledad.

Esto le ganó una gran reputación entre la gente de los alrededores, que pensaba que Toña era buena y muy generosa.

Poco tiempo después de su llegada, los niños y niñas comenzaron a portarse cada vez peor y a robarle cosas a la vieja mujer que, poco a poco, perdió la paciencia. Un buen día, ella los encontró buscando dinero e intentando encontrar cosas de valor en su casa para robarla. Ella, desesperada, los golpeó hasta matarlos, para luego tirar sus cuerpos sin vida en la barranca que bordea la casa.

Desesperada, la Tía Toña no pudo con la culpa y se quitó la vida en su habitación. A partir de esto, nació la leyenda de esta mujer y su terrible historia. Mucha gente decidió explorar las cercanías de lo que, se cree, fue su casa, ubicada en la Tercera Sección del Bosque de Chapultepec, cerca del Panteón de Dolores.

En la imagen puerta principal de La Casa de la Tía Toña (Chapultepec, México)

Algunas de las personas que han estado ahí juran haber visto la silueta de una mujer asomada por las ventanas de la casa abandonada, también sostienen que un espíritu malévolo suele tirar cosas por la ventanas de la mansión. Otros más, los que han entrado a la mansión, dicen que el cadáver de la vieja mujer aún se encuentra en la residencia.

Como todas las leyendas, la de la Tía Toña tiene muchas variantes y ha sido desmentida por autoridades y gente que conoce el área donde, se dice, sucedieron estos acontecimientos; incluso, se dice que ésta es una historia sin fundamentos.

Sin embargo, más allá de que ésta pueda ser una invención (como muchos de los cuentos de fantasmas que conocemos), la historia de la vieja mujer y su exaltado fantasma es una parte importante de la cultura de nuestra ciudad, de nuestra relación con los paranormal, una que siempre ha sido cercana a la muerte y sus más terroríficas manifestaciones

En la imagen una de las habitaciones de La Casa de la Tía Toña (Chapultepec, México)